Destacados
Home PATERNIDAD Y CRIANZA Porqué los niños hacen garabatos y lo escriben todo?

Porqué los niños hacen garabatos y lo escriben todo?

Emir dos o tres veces me ha garabateado la pared en toda su historia, un garabato memorable fue su primer dibujo que por cierto lo hizo en la pared y con la mala influencia de Ayelén, pero antes y después de eso nunca había sucedido de forma tan precisa.
Dibujo de Emir a sus 5 años
En cambio Ayelén, uff, su vida es un garabato, lo dibuja todo, lo escribe todo, todo lo pinta, todo lo decora con su mágico pincel o lo que encuentre, ni las muñecas ni el perro se salvan de ella, todo le sirve para escribir, desde los lapiceros hasta mis lápices de boca, maquillaje, ketchup, mostaza, hasta los cerillos, pero porqué será que los niños hacen garabatos?
Ayelén a los 5 años después de haberse pintado ella y pintado a su muñeca con lapicero
Los niños hacen garabatos como un ejercicio para desarrollar la escritura, hay algunos más curiosos que otros como es el caso de Ayelén, que como es de esperarse necesita más atención y orientación.
Ayelén a los 4 años pintada con maquillaje de mamá
Muchos padres se preguntan a qué edad comienzan los garabatos, generalmente comienzan entre el año y los 18 meses, si tu hijo tiene síndrome de Down, puede que se tarden incluso hasta los dos años.
Ayelén a los 4 años pintada toda con crayón
Comenzar a hacer garabatos es algo esponateno, sin embargo es un ejercicio que tendrás que practicar con tu pequeño con síndrome de Down si él no lo inicia por si mismo, esto es parte de la terapia ocupacional, iniciar al niño a utilizar los músculos pequeños de las manos para la escritura, alimentacion, etc. Cuando un niño comienza a hacer garabatos es porque ya tiene la fuerza suficiente para sostener una crayola, gradualmente su destreza mejorará y podrá dibujar con un lapiz o un lapicero cuando tenga entre 3 y 4 años.
Dibujo de Ayelén a sus 4 años, comiendo una banana, su fruta favorita.
Cada niño es único, los que están más interesados en los colores y las letras aprenden más pronto, también quienes han recibido mayor estímulo gracias a un centro de cuidado o guardería, eso es lo positivo de estos lugares en que los niños son integrados de manera natural, ofreciéndoles la oportunidad de aprender a su propio ritmo.
Emir hizo su primer dibujo a los 5 años, Ayelén a los 4. Emir a los 6 años ya escribía su nombre sólo, Ayelén tiene 5 y sigue todavía aprendiendo a hacerlo sin ayuda, aunque ya reconoce y sabe todas las letras.
Emir dejó de hacer simples garabatos arriba de los 6 años, desde entonces sus garabatos se convirtieron en letras y eventualmente se han ido conviritiendo en palabras sencillas, Emir está en pleno aprendizaje de la escritura y la lectura, así que de vez en cuando por iniciativa propia se sienta a escribir y nos sorprende con frases simples como Emir is a boy, o Emir is big, Yaya is small..
Eso ha sido todo un triunfo…!
Bueno, mientras tanto seguiré luchando con los garabatos de Ayelén, que seguro en algún momento pararán de adornarlo todo para también convertirse en escritura, mientras tanto algunos consejos para evitar los inconvenientes irreparables son:
- Comprar únicamente crayolas o lápices lavables
- Repetirle hasta el cansancio las reglas y hacerle notar las consecuencias
- Poner lejos de su alcance los cosméticos (IMPORTANTE)
Tomarse la vida con buen humor y pensar que esta es sólo una etapa, se que muchos padres dicen que la disciplina no tiene margen de error, pero nada es perfecto, y garabatear es parte de crecer y aprender.
Además, hay algunos garabatos en la vida que nunca se olvidan!
Leave A Response

Leave a Reply