Destacados
Home PATERNIDAD Y CRIANZA Los Niños y los Garabatos. Lo Castigo o Lo Premio?

Los Niños y los Garabatos. Lo Castigo o Lo Premio?

En mi historia como madre, mi hijo Emir ha garabateado la pared un par de veces, un garabato memorable fue su primer dibujo que plasmó en la pared de la sal con la influencia de su amorosa hermana; Ayelén, aunque casi me muero, fue la primera que reconocí precisión y definición en sus líneas. Esos momentos en que uno no sabe si reír o llorar!

Dibujo de Emir a sus 5 años

La vida de Ayelén sin embargo, es un garabato desde que estaba muy pequeña, lo dibuja todo, lo escribe todo, todo lo pinta, todo lo decora con su mágico pincel o lo que encuentre disponible, ni las muñecas ni el perro se salvan de ella, todo le sirve ínculido el maquillaje y hasta los comestibles, pero porqué será que los niños hacen garabatos?

Ayelén a los 5 años después de haberse pintado ella y pintado a su muñeca con lapicero

Los niños hacen garabatos como un ejercicio natural para desarrollar las habilidades con las que pulen el uso de los músculos pequeños y la coordinación entre manos y ojos. Hay niños curiosos por naturaleza, y otros que necesitaran más motivación y apoyo, cosa que se consigue con terapia ocupacional, si el niño tiene algún reto de desarrollo comprobado.

Ayelén a los 4 años pintada con maquillaje de mamá

Los famosos y esperados pero odiados garabatos (si aparecen en la pared de la sala), generalmente comienzan alrededor de los dos años, que es cuando el niño tiene la atención suficiente y las habilidades para sostener el lápiz y comenzar a plasmar sus ideas y sentimientos en papel, o en el lienzo de la posibilidad en cualquier lugar de la casa.

Ayelén a los 4 años pintada toda con crayón

Entre los 3 y 4 años los niños tienen el control del lápiz o un lapicero y comienzan a trazar dibujos con detalles específicos.

Dibujo de Ayelén a sus 4 años, comiendo una banana, su fruta favorita.

Cada niño es único, los que están más interesados en los colores y las letras aprenden más pronto, también quienes han recibido mayor estímulo gracias a un centro de cuidado o guardería.

Si tu hijo está en la edad de los garabatos, o te estás preparando para la sorpresa en cualquier momento, toma estas precauciones:

- Compra únicamente crayolas o lápices con base de agua o lavables

- Comprende que lo más probable es que un día de estos te sorprenderá con una obra de arte en alguna de las paredes, es natural pero con tu guía aprenderá que es el lo correcto 

- Pon lejos de su alcance los cosméticos (IMPORTANTE), y cualquier producto colorido que llame su atención, te lo digo porque a mi me ha tocado limpiar flores de ketchup del refrigerador. 

Y aunque no se pueden evitar los dolores de cabeza, sonríe y recuerda que esta es una etapa irrepetible y definitivamente, hay algunos garabatos en la vida que nunca se olvidan!

Leave A Response

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

%d bloggers like this: